Consejos para cuidar las mascotas en verano

Cuando llegan los meses de calor, no solo los humanos sufrimos con las altas temperaturas, sino también nuestra mascota. Cualquier mascota, perro, gato, tortuga o hámster, necesita de cuidados permanentes, pero en los meses de verano estos deben ser especiales porque las altas temperaturas les puede provocar un golpe de calor; donde cambiar frecuentemente su agua y no darles paseos en horas de más calor son simples recomendaciones para cuidar las mascotas en verano.

Las temperaturas al superar los 30° exponen a las mascotas a sufrir enfermedades y lesiones por el calor. Incluso al no tomar las medidas necesarias, la mascota puede sufrir un shock térmico que podría ser mortal.

Cuidar las mascotas en verano y prevenir enfermedades

Si bien la temperatura de perros y gatos es superior en un grado en comparación a las personas, existen algunos factores que los hacen ser muy vulnerables al calor. Donde ciertas razas son más vulnerables a esto, como aquellas de piel rosada y pelo tupido, lo que puede ocasionar daños severos a las mascotas; por eso algunos consejos para cuidar las mascotas pueden ayudar a evitar comprometer la salud del animal, y permitir que disfruten del verano igual que nosotros.

El principal riesgo que tienen las mascotas en verano es el golpe de calor o shock térmico, donde el organismo aumenta su temperatura en forma brusca y repentina, esto hace que el cuerpo no logre adaptarse a esto, provocando una pérdida de conciencia en la mascota, depresión y jadeo excesivo. Estos golpes de calor pueden ocurrir si la mascota se encuentra en un lugar de mucho calor y encerrado, ya sea un patio o bodega; aunque esto también puede ocurrir cuando se dejan a las mascotas al interior del auto, ya que la temperatura en el interior del vehículo puede subir muy rápidamente y bastarían algunos minutos para que la temperatura se vuelva insoportable.

Cuando nuestra mascota sufre un golpe de calor, lo más seguro es que pierda la conciencia; debiendo llevar inmediatamente al animal al veterinario para que sea tratada como es debido. Donde otra recomendación es en el caso de tener agua cerca, aplicar este líquido en pliegues como las axilas, estómago y en lugares donde se pueda bajar la temperatura corporal.

Para cuidar las mascotas en verano, no se debe dejar a los animales en lugares encerrados o en zonas que estén directamente al sol, ubicándolas siempre en lugares amplios, con sombra y ventilación; también se recomienda pasear a las mascotas cuando baja el calor, donde lo recomendable es por la mañana o después de la 7 de la tarde. También es necesario cambiar el agua de la mascota dos veces al día, para que se encuentre siempre hidratada, donde un consejo para mantener el agua siempre fría, es agregándole hielos.

Por el contrario de lo que muchas personas piensan, no es bueno bañar a la mascota tan seguido cuando hace calor, porque esto puede dañar su piel. Una buena forma para refrescar al animal es aplicando agua en sus pliegues, ya sea en las axilas o entre las piernas.

ESCRIBE UN COMENTARIO